Portada » 2019, el año dedicado al poeta Lorca

2019, el año dedicado al poeta Lorca

Este año 2019 va a estar dedicado al escritor Lorca, un homenaje con motivo de la llegada del poeta a la capital española. La Comunidad de Madrid será la encargada de llevar la conmemoración.

La llegada del poeta a la capital en el 1919 marcó un cambio en su obra. Madrid, fue testigo de su consagración tanto pública como privada desde que comenzó en la Residencia de Estudiantes a su paso por la tertulia en el Café Gijón, pasando por las conferencias en el Lyceum Club y la Residencia de Señoritas, las veladas en la casa de los Morla Lynch o los numerosos estrenos teatrales.

Su trayectoria empapa cada rincón de la región y el Ejecutivo autonómico lleva celebrando esta desde el pasado mes de diciembre hasta finales de este mismo año.

Uno de los momentos estrella del programa será un Congreso Internacional que tendrá lugar en febrero. En él se darán cita los mayores expertos del mundo en el universo del poeta.

Contará con un total de 16 conferencias distribuidas en 6 jornadas con ponentes procedentes de diferentes países. Se celebrará en diferentes lugares representativos de la cultura madrileña, todos ellos, vinculados de alguna forma con el artista.

Algunos de esos lugares serán: El Auditorio Sabatini, el Teatro Español, el Paraninfo Histórico de la Universidad Complutense, la Residencia de Estudiantes, la Real Casa de Correos y los Teatros del Canal.

Además, el Gobierno regional ha organizado un homenaje continuado de teatro lorquiano en los Teatros del Canal. Serán los días 3, 4 y 5 de mayo y contará con doce obras de teatro en las distintas salas, desde el mediodía hasta la medianoche.

Los espectadores podrán asistir, sin interrupción, a obras tales como: Esto no es la casa de Bernarda Alba, de Carlota Ferrer; Amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín, de Darío Facal; y Amor oscuro, los sonetos interpretados por Pilar Royo, entre otros.

La música tendrá un papel fundamental en este «Año Lorca 2019». Así, dentro del Festival Internacional de Arte Sacro de la Comunidad de Madrid, se programará el Ciclo «Teoría y juego del Duende». Este consta de ocho conciertos con voces de María José Llergo, Paco Ibáñez, Rafael de Utrera o María Toledo, entre otros.

Una programación en la que colaborarán otras instituciones como el Museo del Prado, donde tendrán lugar varios de los conciertos.

A esta, se irán añadiendo otras actividadesa lo largo de todo el año y que incluirán contenido y referencias a Federico García Lorca.

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

La libertad de ser yo aprendiendo a decir «no»

La libertad de ser yo aprendiendo a decir «no»

No deja de sorprender lo difícil que resulta a muchos de nosotros pronunciar esta breve palabra: “no”.  Puede que nos asuste el rechazo que pudiera venir como respuesta, quizás son nuestros propios juicios los que frenan nuestra lengua o incluso el miedo a decepcionar...

El oráculo de Thot y la Tabla Esmeralda

El oráculo de Thot y la Tabla Esmeralda

El Oráculo de Thot tiene todas las respuestas a las preguntas de la vida. Nunca dice lo que quieres oír, sino lo que necesitas escuchar. Desde hace siglos, es uno de los grandes misterios procedentes del Antiguo Egipto. La cultura del Antiguo Egipto siempre ha sido un...

El gran desafío del Desarrollo Sostenible

El gran desafío del Desarrollo Sostenible

Los objetivos persiguen la igualdad entre las personas, proteger el planeta y asegurar la prosperidad como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Un nuevo contrato social global que no deje a nadie atrás La Agenda 2030 fue aprobada en 2015 por todos los...

Gestorum

EN PORTADA

La libertad de ser yo aprendiendo a decir «no»

La libertad de ser yo aprendiendo a decir «no»

No deja de sorprender lo difícil que resulta a muchos de nosotros pronunciar esta breve palabra: “no”.  Puede que nos asuste el rechazo que pudiera venir como respuesta, quizás son nuestros propios juicios los que frenan nuestra lengua o incluso el miedo a decepcionar...