Algunos de los cuatro mejores libros sobre el fútbol

0
120

El fútbol es un deporte que levanta pasiones y que mueve sentimientos y sobre todo dinero tal y como se ve en el auge de las apuestas por los resultados y la consiguiente estrategia de apuestas más seguidas por todos para conseguir reeditar nuestro conocimiento sobre este deporte.

Algunos de los cuatro mejores libros sobre el fútbol son:

  1. El fútbol a sol y sombra: este libro del autor uruguayo Eduardo Galeano es una divertida historia del fútbol diseminada en breves capsulas. En ellas se dan cientos de anécdotas, recuerdos y consideraciones, siempre con un toque de humor y de ironía. Un claro homenaje al fútbol y una denuncia a las estructuras de poder de uno de los negocios más lucrativos del mundo.
  2. Fiebre en las gradas: un relato autobiográfico del autor Nick Homby de su relación con el fútbol y su equipo, el Arsenal londinense. En él, nos cuenta lo que pasa cuando uno deja que el fútbol dé contenido a huecos de tu vida que deberían haber estado ocupados por otras cuestiones. Es además una radiografía de los entresijos deportivos y sociales de este deporte.
  3. Fútbol sin trampa: recoge una entrevista de Ángel Cappa al ex entrenador de la Selección Nacional y el Barcelona Cesar Luis Menotti. Menotti, representa en el fútbol la defensa un estilo donde el jugador debe actuar con los pies y con la mente. Representa además, la mente como una especie de inteligencia emocional puesta en el juego y afuera de él, con la finalidad de tener presente la perspectiva del otro e incorporarla en el hacer personal y colectivo.
  4. Fútbol, dinámica de lo impensado: de Dante Panzeri. Un libro que desgrana poco a poco la verdad total: el fútbol es el jugador. ¿Qué es el fútbol sino lo impensado, lo imprevisto, lo repentino? ¿Qué influencia puede tener un director técnico cuando el jugador se encuentra frente a dos adversario y tiene un instante para concretar su acción creadora? El autor propone además un cambio en el sistema organizativo de torneos para darle al fútbol una vivacidad e interés del que hoy carece.

Dejar respuesta