Portada » Cataluña aumenta el presupuesto para la compra de libros

Cataluña aumenta el presupuesto para la compra de libros

El departamento de cultura de la Generalitat aumenta en un 8% el presupuesto para comprar documentos de las bibliotecas públicas.

Este aumento se traduce en casi 4 millones de euros para todos los ayuntamientos catalanes incluyendo además un aumento de recursos para la biblioteca digital «eBiblioCat».

En relación a la primera línea de la subvención, se permitirá a las bibliotecas públicas seleccionar libros en catalán y occitano por un valor total de 2.238.000 euros. En cuanto a la segunda línea de ayudas se destinará 1.729.500 euros a los ayuntamientos para poder adquirir de manera directa libros y suscripciones para sus bibliotecas.

El objetivo de dichas ayudas, es apoyar a la industria editorial tanto en catalán como occitano, facilitar la adquisición de libros y diarios a través de las libreras locales. Además, quiere incrementar los fondos bibliográficos de las bibliotecas públicas, así como su capacidad de selección.

Una novedad de este año, es la ampliación de la ayuda destinada a la compra de libros y diarios a todas las bibliotecas del Sistema de lectura Pública de Cataluña.

Por este motivo, se han incorporado las 98 poblaciones de menos de 5.000 habitantes que cuentan con bibliotecas públicas integradas en el sistema.

Dicha inversión, se complementará además con la suscripción a revistas para las bibliotecas de Girona, Lleida, Tarragona y Terres de lEbre. También tendrá la incorporación de enciclopedias generales y temáticas y el aumento de documentos audiovisuales dentro de la «eBiblioCat», la biblioteca digital del Sistema de Lectura Pública de Cataluña.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Gestorum

EN PORTADA

La libertad de ser yo aprendiendo a decir «no»

La libertad de ser yo aprendiendo a decir «no»

No deja de sorprender lo difícil que resulta a muchos de nosotros pronunciar esta breve palabra: “no”.  Puede que nos asuste el rechazo que pudiera venir como respuesta, quizás son nuestros propios juicios los que frenan nuestra lengua o incluso el miedo a decepcionar...