¿Cuál es el libro más robado de todo el mundo?

0
169

¿Te has planteado alguna vez cuál es el libro más robado de todo el mundo? A continuación te contamos los datos más curiosos y sorprendentes sobre sustracciones en librerías y bibliotecas. 

Según un estudio de las bibliotecas públicas de Estados Unidos, los bibliotecarios informaron que los temas más comunes de los libros sustraídos con mayor frecuencia se trata de libros que tratan sobre sexo y misterio; además de libros de preparación de exámenes. Y, curiosamente, entre ellos se encuentran los manuales de formación de las fuerzas del orden se encuentran entre los libros más robados.

Otros libros y revistas comúnmente sustraídos en bibliotecas, incluyen libros de arte con fotos y pinturas de desnudos, manuales del Kama Sutra y novelas eróticas. En el caso de deterioro por arranque de páginas, la gente tiende a arrancar páginas con ilustraciones sexys y a guardárselas en lugar de sacar el libro.

En el caso de las bibliotecas universitarias los libros preferidos por los ladrones son los libros ilustrados de arte con lujosas fotografías, que a menudo luego revenden por eBay, y manuales del curso, en muchos casos debido a los precios o a que necesitan consultarlos por mucho más tiempo del que les permite el período de préstamo establecido por la biblioteca.

Pero ¿cuál es el libro más robado? Probablemente pensaríamos  que fuera un libro de Sahkespeare o el Quijote. Según una investigación de Candice Huber, los ladrones de libros no son tan exquisitos, ya que el famoso “Libro Guinness de los récords”, también tiene el triste récord de ser el libro más robado de las bibliotecas públicas, seguido de la Biblia.

En el caso de los libros más robados en librerías,- también según el estudio de Huber-, los de Bukowski y Kerouac son los más apetecibles para los ladrones de Estados Unidos, junto con los de Hemingway, David Sedaris y El Gran Gatsby de F. Scott Fitzgerald. En el caso del Reino Unido la lista es diferente, los más robados son los libros de “Harry Potter” de Rowling y “Robar este libro” de Abbie Hoffman.

Cuando se trata de libros como raros o manuscritos de gran valor los ladrones suelen ser profesionales. Así en 1996, se robaron dos manuscritos mormones de la Biblioteca Pública de Cincinnati y el Condado de Hamilton, el método que utilizó el ladrón fue solicitar el manuscrito y remplazarlo por una copia facsímil. El robo de documentos de interés histórico, literario o cultural en archivos y bibliotecas, al igual que el de obras de arte, se hace con el propósito de venderlos a coleccionistas privados.

Además de cartas, mapas y otros materiales manuscritos, los libros raros también llaman la atención de los ladrones de documentos.

En España, todos recordamos el robo del Códice Calixtino, que sustrajo un electricista que hacia trabajos para la Catedral de Santiago de Compostela, y que halló la policía un año después, intacto y envuelto en un paño rodeado de basura en un garaje de una ciudad dormitorio aledaña a Santiago. O los robos de dos mapas de 1482 en la Biblioteca Nacional de España en Madrid.

En Estados Unidos y otros países es costumbre pagar las multas con dinero en lugar de hacerlo con la suspensión del servicio como se hace en Europa. Pero ¿Cuál fue la multa más alta puesta en una biblioteca? La multa más grande por un libro en préstamo atrasado puesta por una biblioteca fue de 345.14$, la cantidad adeudada a dos centavos al día por el libro de poesía “Días y Hechos” sacado de la Biblioteca Pública de Kewanee, Illinois, EE.UU. en abril de 1955 por Emily Canellos-Simms. Aunque el libro debía haber sido devuelto el 19 de abril de 1955, Emily lo encontró en la casa de su madre 47 años después y lo devolvió a la biblioteca con un cheque por las multas atrasadas.

UNIVERSOABIERTO

Dejar respuesta