“El último barco” la última novela de Domingo Villar

0
30

“El último barco” es la tercera entrega de la serie de novela negra protagonizada por el inspector de Policía Leo Caldas del escritor Domingo Villar.

Una saga ambientada en Vigo, en la que autor hace referencia a la importancia de los maestro y oficios artesanos que existen en este lugar.

Una historia, en la que destaca la Escuela de Artes y Oficios de Vigo como uno de los escenarios principales de la trama, que narra la búsqueda de Mónica Andrade, una mujer que decide romper con su vida de formas diferentes para poder intentar hacer de su pasión un oficio. Una búsqueda llevada a cabo por Leo Caldas y su equipo.

Villar asegura que desde un principio la desaparición de la mujer, que trabajaba hasta el momento como ayudante de un maestro de cerámica, no se le da importancia al tratarse de una mujer adulta pero todo cambia conforme la investigación va avanzando.

Una novela escrita en castellano y gallego simultáneamente y ya ha sido publicada en quince idiomas al igual que las anteriores, “Ojos de agua” y “La Playa de los ahogados”.

Además, el autor ha afirmado que es “un trabajador lento” por escribir en castellano y gallego a la vez. También ha señalado que las lenguas son inventos del hombre para comunicarse, por lo que no deben utilizarse como “estacas para agredirse en vez de para unir, que es para lo que están inventadas”.

El autor gallego resalta el auge del género de la novela negra, impulsada en los últimos años porque “los lectores ya no tienen prejuicios”.

Afirma además que este género es una forma de combinar el contar una investigación con narrar las características de la sociedad en la que se desarrolla.

Esta nueva entrega de la serie criminal ha tardado 10 años en llegar a la calle y a sus seguidores aunque tuvo un amago de ser publicado en el año 2013 narrando la misma historia pero bajo el título “Cruces de piedra”.

Por eso, el autor ha asegurado que aunque la novela estaba terminada y contaba con una fecha de publicación le faltaba emoción y por ello prefirió esperar y volver a comenzar  “la misma historia, pero mejor contada”.

Dejar respuesta