La biografía definitiva del mago más célebre de todos los tiempos

0
33

El gran mago Houdini fue un artista e innovador inagotable que impresionaba con sus espectaculares escapes y su don del ilusionismo.

 

Harry Houdini, de nombre completo Erik Weeisz, fue un ilusionista y escapista austrohúngaro nacionalizado estadounidense.

Debido a su gran relevancia en el mundo del ilusionismo, diveros autores se atrevieron a crear la biografía de este gran mago. Eduardo Caamaño escribió en el año 20165 «Houdini», la biografía completa del artista.

 “Mi mente es la llave que me libera“ – Harry Houdini

El autor, que tiene en su poder documentación abundante y selecta, explica al detalle sus trucos y desafíos. Además, rompe con sus mitos más comunes y expone minuciosamente los hechos que desencadenaron su inesperada muerte en la noche de Halloween de 1926.

Gran parte de la información con la que ha trabajado el autor brasileño está traducida al español por primera vez,y numerosas anécdotas proceden directamente de los escritos del propio mago

Erik Weisz, desembarcó a los cuatro años de edad en Nueva York acompañado de su madre y hermanos.  Decidió apostarlo todo a lo que creía que era su verdadera vocación: el mundo de la magia y el escapismo.

Adoptó el nombre artístico de Harry Houdini y comenzó una carrera con la que cautivaría al público llevando a cabo pruebas complicadísimas y desafíos inverosímiles.

Se ponía a prueba a diario, cargando su cuerpo con grilletes, candados y esposas, y desafiando todas las formas de sujeción y encierro. Durante casi tres décadas, trató de fugarse de las más arriesgadas trampas, prisiones, ataúdes, arcones, sacos, jaulas y profundos ríos, y se dejó someter a dolorosas sesiones de inmovilización, encarcelamiento y ahogamiento.

La cantidad de relatos en torno a sus portentos es tan abrumadora que en ocasiones llega a bordear lo impensable.

La última parte de su carrera la dedicó a una faceta muy especial: ser el azote de los espiritistas.

Los millones de muertos de la Primera Guerra Mundial, así como los avances en las ciencias, la electricidad y el cambio de siglo habían producido un resurgimiento de lo paranormal: eran cuestiones poco entendidas todavía, pero misteriosas y fascinantes para el gran público, que había perdido recientemente a muchos de sus seres queridos.

En salones de espectáculos médiums y espiritistas hacían su negocio «contactando» con el más allá.

Houdini nunca había creído en el espiritismo y se mostró especialmente irritado cuando una médium intentó contactar con el espíritu de su querida madre, fallecida años antes.

El final de la vida de Houdini se produjo en extrañas circunstancias. Ello, unido a su reciente lucha contra lo paranormal y un extraño reto que había planteado para después de su muerte, convirtieron el hecho de su muerte en algo tan interesante y misterioso como otros aspectos de su propia vida.

Houdini es recordado como un hombre que se ganó la vida enfrentándose al peligro. Sus números de escapismo representan para muchos un escenario de nacimiento-muerte-resurrección donde todo era posible.

Cada una de sus hazañas era planificada al límite, ya que siempre trataba de contar con el mayor nivel de seguridad posible.

 

Dejar respuesta