Los 5 mejores libros sobre enfermería

0
81
Los 5 mejores libros sobre enfermeria

Desde Casa de Letras te mostramos los 5 mejores libros sobre enfermería: 

1.Historia de una enfermera – Lola Montalvo

Este libro no es solo una novela. Es el relato que hace visible una profesión, la de enfermera. Y es la historia de dos mujeres, Marian y Marina.

La historia de Marian está ambientada en la época actual. A sus cuarenta y dos años está totalmente entregada a su profesión, dejándose llevar por la inercia del día a día. Luchando a pesar de las adversidades por hacer su trabajo de la manera más digna para ella y para los pacientes. Y lidiando con su soledad hasta que se enamora de Rodrigo, guardia de seguridad del hospital. Parece que por fin está viviendo la vida que siempre quiso. Pero Rodrigo guarda un terrible secreto que hará que Marian se plantee su futuro y su amor. Y deberá decidir si realmente quiere coger las riendas de su vida.

Marina, nacida en 1926 y huérfana al inicio de laguerra civil española, consiguió ejercer también como enfermera desde los años cuarenta del siglo pasado. En aquellos tiempos ser enfermera era también difícil y algunas mujeres como Marina arriesgaron su vida para conseguir ejercer su profesión de manera noble y ser independientes en nuestro país, en un momento en que eso era casi un imposible.

2.Suero de una noche de verano – enfermera saturada

¿Cansada de los interminables turnos de noche? ¿Tu supervisora no paga el bote del café y desayuna tres veces? ¿No soportas a esa compañera que se esconde en el baño cuando timbra el paciente aislado? ¿Tu tutora te manda tomar tensiones con el manguito que no pega?¡No sufráis más! ¡La Florence Nightingale de las redes sociales ha vuelto a ponerse el pijama! Este libro no os sacará de hacer noches, pero al menos hará que las hagáis con una gran sonrisa. Bienvenidas de nuevo al mundo de la enfermería con humor, bienvenidas al mundo de Enfermera Saturada.

3.1921 diario de una enfermera – Eligio R. Montero

El 22 de julio de 1921 llegan a Madrid,las horribles noticias sobre el Desastre de Annual, una de las batallas más sangrientas a las que el Ejército español se enfrentó en el norte de África. Las Damas Enfermeras, jóvenes aristócratas formadas por la reina Victoria Eugenia, abandonan sus vidas de lujo y se movilizan para acudir en ayuda de los miles de heridos que colapsan los hospitales. Laura, una de ellas, se desplaza hasta allí en busca de respuestas sobre la repentina e inexplicable desaparición del capitán de aviación del que está enamorada. Pero lo que encontrará en Melilla no es lo que esperaba. El amor por su piloto se verá puesto a prueba cuando atienda a un misterioso héroe con el rostro vendado que no recuerda nada de su pasado.
Laura se enfrentará a todo su mundo para atender los horrores de la guerra recorriendo el camino que la llevará a ser una mujer, de verdad, libre.

4. Anécdotas de enfermeras – Elisabeth G. Iborra

Este libro es la demostración de que las leyendas urbanas, en enfermería, se quedan muy cortas con respecto a la realidad. La imaginación de la mente colectiva no llega a la altura de las anécdotas que las enfermeras de este país viven a diario en los centros sanitarios: los enfermos y sus familiares que acuden a estos centros parecen ir en un estado de nerviosismo y despiste que les lleva a protagonizar hazañas verdaderamente surrealistas.

5.De enfermeras y pacientes (y algún que otro médico) – Magela García

¿Te han dicho alguna vez que reír es bueno para la salud? ¿Te han dicho alguna vez que llorar cura? ¿Te ha intentado llevar a la cama alguien alegando que el sexo le sienta fantásticamente bien a tu organismo? ¿Y te lo has creído? ¡Pues es verdad! Porque sentir y explotar nos descarga, que a veces llevamos demasiado a nuestras espaldas. Si reír quita las arrugas, llorar aleja las penas y el sexo alarga la vida… ¿por qué no llorar, reír y follar? Este libro te lo pone fácil, porque sentir es lo más importante. Tres curas para todos los males que se te puedan presentar en la vida. Y te lo receta una enfermera… No siempre son los médicos los que tienen cura para todo.

Dejar respuesta